Frío por dentro

Desde hace unos días soy consciente de que me aqueja una dolencia, no sé si grave o leve, pero dolencia. Tengo frío por dentro. A diferencia del frío por fuera, el frío por dentro tan sólo se puede combatir con una medicina tan específica que muchas personas no llegan a encontrarla nunca. Desde hace días me encuentro rara, me dio por pensar que es ese famoso virus del que todos los médicos hablan pero ninguno ha visto; solución: paracetamol y mucha agua. El siguiente planteamiento es el de ” lo mismo has cogido frío….”, me temo que tampoco ese es el caso; si bien hace un frío más que respetable tampoco he conseguido alivio con capas y más capas de ropa, calor artificial producido por radiadores, emisores térmicos, bombas de calor y derivados.

Esta mañana, “colacao” en mano, me aferraba a la taza y pensaba que, recién levantada de la cama, no podía ser posible tener esa sensación de frío tan intensa. Camino al trabajo, con una calefacción suave en el coche he pensado en la causa de ese frío interior que padezco. Atisbo un asomo de lucidez en mi mente que me dice qué es lo que necesito y en qué medida, pero no logro entenderlo del todo. Siempre he creído que las necesidades, la mayoría de ellas, las creamos nosotros mismos, de forma más o menos consciente. De un tiempo a esta parte he conseguido ser eminentemente práctica en casi todos los aspectos de mi vida (en unos más, en otros menos y otros no he conseguido controlarlos; ni lo pretendo). Y aquí me hallo, víctima de una sonrisa a quemarropa, un tropiezo que comenzó con algo tan simple como es una mirada, unos ojos marrones que son a su vez espejo y pozo.

Frío, frío intenso, frío agudo, frío voraz que me ha invadido de pies a cabeza, un poso helado que me recuerda que no soy capaz de deshacerme de esta sensación gélida. Podría precisar con exactitud casi matemática longitud y latitud de las coordenadas donde hallar la solución a este problemilla, pero en esta ecuación no soy capaz de despejar más incógnitas y la variable  “R”  es un poco gamberra; ahí parte de su encanto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s