Nada más que humo

Nada más que humo y a veces ni eso. Como suele ser habitual en mí, se me ocurrió esto cuando iba conduciendo, camino al trabajo, como no. Supongo que hoy los colores del amanecer no eran suficientemente atractivos a mi vista, quizá ni si quiera había colores; últimamente los atascos no son tan intensos como hace unas semanas . Bien, el camino hacia mi trabajo implica visualizar un tanatorio desde la carretera; lo sé, no es la vista más agradable pero es el camino más corto.

Siempre miro hacia el edificio y pienso lo vacíos que son los abrazos en esa situación. ¿Por qué la muerte da tanto miedo?. El porqué a esta pregunta puede ser en que siempre se ha tenido un empeño desmedido en escindirla del ciclo de la vida. Lo primero de todo es que nos hemos empeñado en buscarle significado a la muerte cuando ni si quiera hemos conseguido encontrarle un objetivo y una explicación a nuestra vida; ¿por qué el “fin” de la misma tendría que tener alguna razón?. Desde hace unos años hasta ahora, la idea en que la muerte sea solo un paso más dentro de un ciclo ha cobrado sentido para mi. La vida surge como un pequeño chispazo, una descarga que nos pone en funcionamiento y a partir de ahí vamos a la deriva, con altibajos, con idas y venidas y, un día, sin más ni menos no te despiertas. Bueno, no te despiertas a este lado, al lado que has conocido durante los años que hayas vivido pero quizá si te despiertes al otro lado, uno que no conocías o que habías perdido de vista. Sea como fuere, el no saber, la incertidumbre del ” qué pasará después” es cuanto menos inquietante; el miedo cabalga a sus anchas por nuestra mente y, si no se le pone freno, hace verdaderos estragos.

Miro las volutas de humo que salen de la chimenea y pienso si ese será el comienzo de un viaje para alguien, si ese humo es el último aliento de esa persona en esta ciudad, si quizá es un humo compartido con un compañero de viaje, la última persona ” conocida” precisamente en el edificio que veo desde la carretera. Quizá a través del humo que desprende la combustión de su cuerpo se viaja más rápido, quizá sabía que llega tarde a donde quiera que vaya o puede que quizá sólo sea humo, nada más que humo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s