Lo que me hace sonreir

Lo que me hace sonreír son las cosas pequeñas (las grandes también), pero las cosas pequeñas están  a diario en mi vida y quizá no siempre les presto la atención que debiera, por eso, el post de hoy está dedicado a esas pequeñas cosas. Ser feliz a tiempo completo es inviable y, si alguien lo es, debe ser agotador. Aquel o aquella que afirme que es feliz las veinticuatro horas al día que me diga como lo hace y que toma para que así sea. La felicidad son momentos que se suceden a lo largo de los días y cuyo efecto placebo se extiende entre uno y otro, alargando la sensación, como la sobremesa de una suculenta comida.

Obviamente, no siempre esas pequeñas cosas son las mismas a lo largo de tiempo, suelen ir variando pero el epicentro de las mismas son las personas, las personas que quiero, las personas que vea mucho, poco o nada siempre van conmigo, las personas que me dan abrazos y las que me proporcionan una bofetada de realidad de vez en cuando, las personas que calan hondo en un breve espacio de tiempo y así podría enumerar ejemplos y ejemplos hasta el fin de los tiempos. He decidido poner las cinco pequeñas cosas que me hacen sonreír a día de hoy; de vez en cuando reharé la lista y veré como evoluciona (yo con ella).

1. Sonrisas. Generalmente una sonrisa, risa o similar me hace sonreír inevitablemente, muchas veces a carcajadas, cosa que me encanta.

2. La imagen de un niñ@ pequeño con su padre. No sé exactamente por qué, pero últimamente me he fijado más en este aspecto y me resulta mágico. Desconozco si lo que me hace sonreír son los ojos de devoción del padre con su pequeñ@, si es el niñ@ cuando le hace algún arrumaco al padre pero me parece algo tan íntimo, tan personal y de tal belleza que cualquier cosa que se pueda decir al respecto se queda corta.

3. Bromear en el trabajo. Sacarles una sonrisa a mis compañeros de trabajo es adictivo. Tengo el don de la oportunidad para hacer comentarios en el momento preciso pero, verles sonreír y desdramatizar las situaciones cotidianas de estrés, me gusta.

4. Recordar a una persona al ver/oir algo. Sonrío si huelo el perfume de una persona cercana, de un amigo o amiga, si me tropiezo con un cartel y lo asocio a un comentario, si veo una fotografía o escucho una canción que me gusta.

5. Planes y viajes. Sonrío al pensar que más tarde o más temprano voy a hacer algo que me gusta; conducir ya me resulta un placer en sí mismo, volver a ver tu rostro al final del camino y esos ojos que me miran divertidos, sonrío con tan sólo recordarte…

Y a ti, ¿qué te hace sonreír?  : )

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s