A propósito…

Por cierto, a propósito de todo y de nada, ¿alguna vez te has parado a pensar lo absurdo que es, con el comienzo del nuevo año, empezar a hacer propósitos para los próximos 365 días (366 si es bisiesto)?. Tengo que decir que no tengo nada en contra de los comienzos de año ni nada parecido, al contrario, siento especial predilección por este año que acabamos de comenzar; siempre he sentido debilidad por los números pares…sin que desmerezcan los impares, por supuesto.

El caso es que, mires donde mires, hay personas haciendo propósitos que, en sí mismos, son un despropósito. Aparecen en la televisión, en los anuncios, en las series, en las películas, en los programas de la mañana, de la tarde y en los concursos, donde el presentador le pregunta a los concursantes que se han propuesto para este año. ¿Propósitos más famosos pero con más detractores?….dejadme pensar, tenemos el clásico de empezar a hacer deporte, ir al gimnasio y sudar la camiseta como si no hubiera un mañana; seguir una dieta y conseguir ese cuerpo ideal más proporcionado que el hombre de Vitrubio; para los que fuman está el clásico “.. este año lo dejo” o el de ” voy a mejorar mi inglés”. No digo que muchos de ellos no sean realistas o alcanzables, simplemente creo que no es muy lógico plantearse multitud de estos objetivos tan sólo porque la tierra haya dado una vuelta completa al sol, ¿no?. El hecho es que nos hemos acostumbrado a hacer un corte en el espacio – tiempo, evaluar la situación y, en el mejor de los casos, dejar atrás (sino olvidarnos) de mucho del camino andado hasta entonces.

Dicho esto, reivindico los  “no – propósitos” o “propósitos de liberación lenta”; son propósitos a tener siempre presentes, alguien tenía que inventarlos ¿no?. Reivindico que sonrías más (esa sonrisa tan bonita debería ser de dominio público), decir lo que piensas (por supuesto siempre con tacto), potenciar el ejercicio cardiovascular (da igual que andes, trotes o corras; cuando la invasión zombie aparezca, me lo agradecerás….acuerdate de lo que te estoy diciendo), busca algo de tiempo para ti (tu eres una parte fundamental en la vida de muchas personas; no lo olvides y cuídate), no juzgues precipitadamente (no siempre nuestro punto de vista es el correcto), no te escondas tras una vitrina de cristal (no dejes fuera a quien se preocupa por ti y a quien le importas; en muchas ocasiones generamos en los demás algo de lo que no nos creemos capaces), abre el corazón (déjate querer y quiere; posiblemente la persona al otro lado esta muerta de miedo por si se equivoca contigo, date y dale una oportunidad)…seguro que se me ha olvidado alguno, ¿cuáles son tus no – propósitos?

A propósito….. feliz 2012!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s